Dropar una bola que cae en un obstáculo de agua

Publicado en 23 Marzo 2013

En ocasiones la bola golpeada termina en un obstáculo de agua muy a nuestro pesar. Entonces tomamos una segunda bola y nos colocamos a jugarla sin conocer exactamente las posibilidades de dopaje que tenemos.

Si estamos jugando con unos amigos la situación no tiene importancia, nadie va a llamarnos la atención por jugar la bola desde la posición que nosotros queramos, que en ocasiones no será la más conveniente pero, si estamos en un campeonato, debemos saber exactamente las posibilidades de dropaje que las reglas de golf nos ofrecen. A continuación intentaremos explicar de forma simplificada las posibilidades que el reglamento estipula para solventar esta incidencia.

Lo primero que debemos conocer es que existen dos tipos de marcas de obstáculos de agua: las marcas amarillas, que indican agua frontal, y las marcas rojas que indican agua lateral. A pesar de poder resultar evidente, diremos que estará marcado con estacas amarillas, es decir agua frontal, aquella parte del obstáculo en la que el agua se encuentre situada entre el agujero y nosotros, mientras que será agua lateral cuando el agua se encuentre situada a los lados de la citada línea.

Pero ¿cómo nos aliviamos de un obstáculo de agua?

Para salir de un obstáculo de agua tenemos varias alternativas:

1.- Volver a jugar la bola desde el punto desde donde jugamos el golpe anterior. Por ejemplo, si hemos salido desde el tee de salida se puede volver atrás y jugar de nuevo desde las marcas de salida. Ojo, si vemos que podemos llegar a utilizar esta alternativa, es preferible jugar una bola provisional antes de abandonar el tee tras el primer golpe, nos ahorraremos una caminata y no ralentizaremos el juego.

2.- Dropar la bola desde el punto por el que la bola entró por última vez en el obstáculo de agua. En este caso, las reglas nos permiten desplazarnos hacia atrás tanto como queramos en la línea que forma la bandera con el punto por el que entró la bola en el obstáculo, sin ganar distancia.

3.- Por último y solo en el caso de marcas rojas, es decir, agua lateral, se puede dropar la bola a la distancia de 2 palos del punto por donde la bola entró en el obstáculo sin ganar distancia, es decir, sin aproximarse más al agujero, o bien en un punto opuesto del obstáculo que sea equidistante del agujero y sin ganar distancia.

Una última apreciación: una vez levantada la bola y antes de droparla, es posible limpiarla.

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Jose 04/28/2018 04:18

Qué ocurre si la bola reposa en la hierba tras estacas rojas y en el stance o en el swing hay una tubería de riego? Hay alivio sin penalidad?